Guía rápida sobre los Hidroxiácidos: ¿Qué son?, ¿Cuál es el más adecuado para mi tipo de piel?

Seguramente has oído hablar mucho de los diferentes tipos de hidroxiácidos y los beneficios que pueden aportar a tu piel: AHA, BHA, PHA… Pero, ¿qué es un hidroxiácido?, ¿cómo puedo elegir el más adecuado para mi piel?

En este artículo te aclararemos esas dudas y te presentaremos a los hidroxiácidos más conocidos. 

¡Empezamos!

En líneas generales, un ácido es una molécula capaz de disolverse en agua. Cuando esto ocurre, pierde protones y los transmite al agua en la que se disuelve. Esto provoca el aumento de protones del agua lo que se traduce en una mejora en la calidad y textura de la piel. De forma específica podemos encontrar ácidos con acción hidratante, despigmentante, antiinflamatoria y antioxidante.

¡Vamos a conocerlos!

Hidroxiácidos: los encargados del rejuvenecimiento de tu piel.

El ciclo de renovación dérmica se suele completar cada 30 días, aproximadamente. A medida que cumplimos años este ritmo se ralentiza y junto con otros factores, como la disminución de la producción de colágeno, da lugar a los primeros signos de envejecimiento: líneas de expresión, manchas o cambios en la textura de la piel. 

Aquí entran en acción los tan famosos hidroxiácidos, acelerando este ritmo de renovación celular y eliminando las células muertas que permanecen en nuestra piel. Es decir, exfolian de forma suave y desde el interior, a diferencia de los exfoliantes mecánicos (como el café o la sal).

Los hidroxiácidos se agrupan en tres categorías: los alfa hidroxiácidos (AHAs), los beta hidroxiácidos (BHAs) y los polihidroxiácidos (PHAs).

  • AHAs: son solubles en agua por lo que actúan en la superficie de la piel. Tienen propiedades exfoliantes y aceleran el ritmo de renovación celular. Además, unifican el tono de la piel y reducen la apariencia de las arrugas gracias a sus propiedades humectantes. Dentro de éstos, los más conocidos y utilizados son el ácido glicólico, el ácido láctico, el ácido mandélico y el ácido cítrico.

El ácido glicólico es el más potente ya que su molécula es la más pequeña, penetrando en la piel con más facilidad. Es importante recordar que debido a su alta penetración puede causar irritación en la piel (sobre todo en pieles sensibles).

El ácido láctico es el siguiente en tamaño. Tiene propiedades similares al anterior pero es más suave: penetra menos y más despacio. Será tu aliado si tienes la piel sensible ya que no irrita. 

El ácido mandélico tiene la molécula más grande de todos los AHAs. Aumenta la producción de grasa de la piel por lo que no se recomienda para pieles grasas, pero las pieles más secas sí pueden beneficiarse de este efecto. Además es antibacteriano y antiinflamatorio.

El ácido cítrico ya es conocido por todas nosotras porque está presente en algunas frutas y verduras. Se utiliza en concentraciones pequeñas. Tiene efectos antioxidantes y ajusta el PH de la piel.

  • BHAs: a diferencia de los anteriores, los BHAs son solubles en aceite. Penetran con gran profundidad en la piel por lo que su efecto exfoliante es mucho más intenso: regulan la producción de sebo y disuelven la grasa y piel muerta. Eliminan puntos negros y espinillas y además tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, controlando las bacterias que producen acné. También reducen la apariencia de los poros. Son perfectos para pieles con mixtas y grasas con tendencia a imperfecciones y granos. 

El más conocido y utilizado de los BHAs es el ácido salicílico.

  • PHAs: quizás sean los menos conocidos para nosotras ya que forman parte de la última generación de hidroxiácidos. Tienen características similares a los AHAs pero su molécula es más grande, con lo cual, son menos irritantes. Son ideales para las pieles más sensibles, por ejemplo con rosácea. Tratan la piel sin dañarla: limpian, exfolian e hidratan. 

Los PHAs más conocidos son la gluconolactona y el ácido lactobinoico

¡No te pierdas nuestro próximo artículo sobre cómo incorporar los ácidos a tu rutina skincare diaria!

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu rutina facial paso a paso, ¡tengas el tiempo que tengas!

No todos los días tenemos tiempo para una rutina facial completa. En el post de hoy vamos a aclarar qué pasos son esenciales y cuáles podemos introducir dependiendo del tiempo (o las ganas) que tengamos. Rutina express: nuestra salvación cuando no tenemos tiempo ni para vivir. Rutina express de mañana: Si sólo tenemos 5 minutos,

Leer Más >>

Maskne: ¿Qué es?, ¿Cómo puedo combatirlo?

A estas alturas es muy probable que ya hayas oído hablar del maskne (mask + acne, en inglés). Se trata de un tipo de acné mecánico provocado por el uso continuado de la mascarilla. Durante este año, la mascarilla se ha convertido en un elemento esencial y necesario en nuestra jornada diaria. Sin embargo, su

Leer Más >>
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y sé la primera en enterarte de todas novedades y promociones.