Maskne: ¿Qué es?, ¿Cómo puedo combatirlo?

A estas alturas es muy probable que ya hayas oído hablar del maskne (mask + acne, en inglés). Se trata de un tipo de acné mecánico provocado por el uso continuado de la mascarilla. Durante este año, la mascarilla se ha convertido en un elemento esencial y necesario en nuestra jornada diaria. Sin embargo, su uso continuado puede provocar efectos secundarios no deseados: la aparición de brotes de granitos o rojeces en la zona de la barbilla, mejillas y nariz.

¿Por qué aparece?

El contacto prolongado de la mascarilla con nuestra piel provoca microdesgarros (muchas veces imperceptibles a nuestros ojos) que facilitan la entrada de bacterias y suciedad. Ésta se deposita en nuestros poros y provoca granos, puntos negros, irritación o sensibilidad. 

El ambiente dentro de la mascarilla es húmedo y cálido, favoreciendo todavía más la acumulación de sudor, bacterias y grasa. Teniendo en cuenta que la función de la mascarilla es bloquear la salida de gérmenes, la piel no es capaz de respirar y toda esta suciedad permanece en contacto con nuestra piel, generalmente durante horas.

Además, a veces alargamos la vida de la mascarilla durante más tiempo del recomendado, utilizamos cosméticos inadecuados y no somos rigurosas con nuestra rutina de limpieza diaria. Esta es la combinación perfecta para la aparición de todo tipo de lesiones en nuestra piel. 

¿Cómo puedo evitarlo?

Lo más importante que debemos tener en cuenta es la higiene, tanto en el uso de nuestra mascarilla (lavarla frecuentemente si es reutilizable o usarla únicamente el tiempo recomendado si es desechable), como en el cuidado de nuestra piel: debemos cuidar al máximo nuestra rutina diaria de limpieza. 

Si no tienes claro qué pasos seguir, ¡te proponemos una rutina como ejemplo!

RUTINA FACIAL ANTI MASKNE

1º. Limpieza: una limpieza efectiva mañana y noche es el primer paso para combatir el maskne

Por la mañana podemos utilizar un limpiador con base acuosa y pH equilibrado para eliminar cualquier resto de suciedad. Nos interesan los que contengan hidroxiácidos (si quieres conocer más el mundo de los hidroxiácidos, lee nuestro artículo) o exfoliantes enzimáticos como la papaína, la niaciamida o las arcillas. Te proponemos el Low Ph Good Morning Gel Cleanser de Cosrx o el Liquid Gold Resurfacing Cleansing Cream de Alpha-H.

Por la noche es preferible que optemos por la doble limpieza. Durante el día utilizamos más la mascarilla, estamos expuestas a la polución y utilizamos maquillaje y protector solar, así que debemos hacer más hincapié en eliminar estos residuos. 

En primer lugar podemos utilizar un producto con base oleosa para deshacernos del maquillaje y la protección solar, como por ejemplo el Natural Cleansing Oil de Urang. Después, podemos continuar con el mismo limpiador que hemos aplicado por la mañana. 

La limpieza no debe ser agresiva, tenemos la piel está más sensible de lo normal y no queremos irritarla todavía más. Debemos eliminar la suciedad y el sebo de forma suave y respetuosa.

2º. Exfoliación: tenemos que atacar el maskne desde la raíz. Para esto podemos utilizar un exfoliante químico que contenga ácido salicílico ya que limpia los poros desde el interior y en profundidad, como elAloe BHA Skin Toner de Benton. Si tu piel es más sensible, elige un exfoliante que contenga AHAs o PHAs. Puedes aplicarlo tanto por la mañana como por la noche, ¡pero es importante que protejas siempre tu piel de la radiación solar! El Instant facial con Ácido Glicólico de Alpha-H, el Liquid Gold de Alpha-H o la Daily Skin Softening Water de Klairs.

Para combatir el maskne debemos evitar los exfoliantes mecánicos (los que contienen azúcar, sal marina o café). Son más agresivos con nuestra piel y podrían agravar nuestro problema.

Además, una o dos veces por semana es interesante que nos apliquemos una mascarilla de arcilla, ingrediente ideal para reducir el exceso de grasa en la piel como la Clarifying Face Mask with Olive Powder de UpCircle.

3º. Hidratación: Como hemos dicho, debido al uso de la mascarilla nuestra piel está mucho más sensible e irritable. Por eso debemos mimarla más que nunca. Una buena opción es empezar con un sérum reparador, nuestros favoritos son el Rose Absolut First Serum de Aromatica y A Calming Day Ampoule de Sioris.

Para continuar, nos aplicaremos una crema hidratante (¡también podemos optar sólo por la hidratante si no queremos añadir tantos pasos a nuestra rutina!). La mejor opción es una crema ligera que no sature nuestros poros. Podemos utilizar una que contenga ácido hialurónico o karité, os proponemos la Face Moisturizer with Argan Powder de UpCircle.

4º. Protección solar: Quizás este sea otro de los pasos más importantes y muchas veces el más olvidado. Debemos protegernos de la radiación solar todas las mañanas. Además, algunos de los productos que utilizamos en nuestra rutina aumentan la fotosensibilidad de la piel (como los hidroxiácidos). Si no nos aplicamos protección solar, las manchas, los cambios en la pigmentación y los signos de envejecimiento aparecerán con mucha más rapidez. A nosotras nos encantan I´m puré perfect Cica de Suntique y Daily Essential Moisturizer de Alpha-H.

Maquillaje: lo más recomendable es que no nos maquillemos porque esto obstruye todavía más los poros y los brotes de maskne serán más intensos y prolongados. Nuestra mejor opción es aprovechar esta temporada para enfocar nuestra rutina diaria en cuidar la piel, tratarla y repararla. ¡Evitemos saturarla todavía más!

 Y como recomendaciones generales:

  • Evita tocarte la cara.
  • Sécate con toallas limpias.
  • Y cambia con frecuencia la funda de tu almohada.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu rutina facial paso a paso, ¡tengas el tiempo que tengas!

No todos los días tenemos tiempo para una rutina facial completa. En el post de hoy vamos a aclarar qué pasos son esenciales y cuáles podemos introducir dependiendo del tiempo (o las ganas) que tengamos. Rutina express: nuestra salvación cuando no tenemos tiempo ni para vivir. Rutina express de mañana: Si sólo tenemos 5 minutos,

Leer Más >>

Maskne: ¿Qué es?, ¿Cómo puedo combatirlo?

A estas alturas es muy probable que ya hayas oído hablar del maskne (mask + acne, en inglés). Se trata de un tipo de acné mecánico provocado por el uso continuado de la mascarilla. Durante este año, la mascarilla se ha convertido en un elemento esencial y necesario en nuestra jornada diaria. Sin embargo, su

Leer Más >>
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y sé la primera en enterarte de todas novedades y promociones.